La península de Quiberon

mayo 31 23:00 2013 Print This Article

En la zona occidental de la llamada Bahía de Quiberon encontramos la península del mismo nombre, un paisaje verdaderamente sorprendente donde vemos a la vez dos costas totalmente diferentes, un paseo excelente para dejarse llevar por los maravillosos encantos naturales de Francia.

El extremo oeste en la península de Quiberon es una zona salvaje. Una costa de8 kilómetros de extensión que va desde el Castillo Turapault hasta la punta del Percho. Aquí hay acantilados donde rompen las olas y crean maravillosos reflejos de luz, cuevas ocultas y un cierto espíritu indómito propio del mar más salvaje.

El Océano Salvaje, como lo llaman los franceses, se debe a las fuertes aguas del Océano Atlántico. Es uno de los paisajes de acantilados rocosos más hermosos de Francia. Pero su belleza se reconoce principalmente por el contraste con la costa este.

La península de Quiberon en su otro extremo es calmado, resguardada de los fuertes vientos y con un mar agradable y sencillo, con playas extensas de arena fina y un punto de partida para los recorridos que nos llevan a conocer las islas de Belle-ile, Houat y Hoëdic.

Además de las costas tan peculiares, la zona de Quiberon es famosa por sus yacimientos megalíticos, que conforman un paseo ideal para los senderistas.

Vía: Homeaway

  Article "tagged" as:
  Categories:
write a comment

0 Comments

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Add a Comment