Les Halles de Rungis

Les Halles de Rungis
noviembre 19 18:37 2015 Print This Article

Algunos pueden decir que Francia es la capital de la gastronomía y el hogar de la buena cocina. El épico mercado de Rungis lo refleja al ser el mercado mayorista más grande del mundo, reconocido por amantes de la gastronomía del planeta entero.

Todos los restaurantes de primera de París surten sus productos en este mercado, que tiene los estándares de calidad más altos del mundo. Vende siete mil millones de euros de alimentos al año en unas instalaciones gigantescas de 232 hectáreas.
Les_Halles

Desde sus orígenes, durante el siglo X, el mercado estaba situado en Les Halles, en el centro de París en un terreno de 10 hectáreas, hasta que en 1969 se mudó a Rungis. No sólo se requería que el mercado tuviera más espacio, sino que la nueva ubicación cuenta con buenas conexiones de transporte con el aeropuerto de Orly.

Para visitar este mercado tienes que tomar un tour operado por la agencia de viajes oficial de Rungis, contratar a un guía oficial, acudir con un comprador o vendedor registrado o comprar un traje blanco de comerciante por dos euros en el Pavillon de la Marée, situado justo enfrente, y entrar subrepticiamente. De hacerlo así, mantén la cabeza abajo y actúa como si supieras lo que haces, pues de otra manera pueden cuestionarte los vendedores en el interior.

 

halles

 

Algunos de los sitios más interesantes del mercado son las Galerías de Carnes de Caza, de Quesos, de Frutas y Vegetales, de Pescado y de Flores. Dentro de la Galería de Carnes de Caza hay un restaurante que sirve deliciosa carne de jabalí a compradores y vendedores.

Las horas de apertura de este mercado son entre la medianoche y las 7:00 a.m. Lo mejor será llamar a los Taxis Bleus para que un chofer te lleve y te recoja. Es un sitio al que resulta difícil viajar y no es indicado para el débil de corazón, especialmente cuando se visitan lugares como la Galería de las Tripas.

Después de terminar tu visita, dirígete a A la Marée cerca de las 9:00 a.m. para disfrutar un plato de ostiones con un omelette y una copa de vino blanco. Aquí solía venir a medianoche el legendario Francois Mitterrand a comer ostiones junto con sus ministros.

Les-Halles-París

  Categories:
view more articles

About Article Author

write a comment

0 Comments

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Add a Comment